Yoga prenatal en Santa Marta, ideal para la dulce espera

Muchas mujeres activas que han quedado embarazadas, se preocupan si deben recurrir al sedentarismo por su estado y es allí cuando surge la interrogante de que sí es seguro continuar ejercitándose. Sin embargo, el yoga ofrece una excelente alternativa, el yoga prenatal.

Esta disciplina especialmente diseñada para las mujeres embarazadas ayuda a que el camino a transitar durante los 9 meses de gestación sea mucho mejor, pues evita ciertas molestias y aporta beneficios tanto para la madre como para el bebé.

El yoga es uno de los ejercicios más recomendados en estos casos. Un estudio afirma que es el mejor ejercicio para el embarazo, ya que es más efectivo que caminar o realizar ejercicios de clases prenatales, y que puede ser realizado con seguridad en mujeres que padecen depresión.

Gracias a esta disciplina armónica se pueden reducir los síntomas depresivos durante el embarazo, especialmente cuando se acompañan los ejercicios de posturas con meditación y relajación profunda, lo que sin duda alguna lo hace una herramienta ideal para las mujeres en la dulce espera, siendo también una opción eficiente para combatir el estrés, los dolores de espalda y aumentar la función inmunológica.

Expertos aseguran que además el yoga prenatal sirve de preparación para el parto, ayudando a disminuir el dolor e incluso podría ayudar a reducir la probabilidad de tener cesárea.

Yoga Prenatal

Santa Marta, cuenta con un excelente equipo de trabajo, Yogaland, estudio de yoga que brinda a las embarazadas una atención personalizada y brindan la oportunidad a la madre de tener una conexión más fuerte con su bebé, por medio de la respiración, relajación, meditación y armonía entre mente y cuerpo.

Si estás en la dulce espera y no quieres dejar de hacer ejercicios, el yoga es una excelente opción para combatir el estrés, la depresión y hacer una increíble conexión con tu bebé.

La entrada Yoga prenatal en Santa Marta, ideal para la dulce espera se publicó primero en Noticias Manizales.

Fuente