4 diputados condenan fallo que permite consumir droga y alcohol en las calles

Los Diputados Sonia Bernal, Diego Aranguren, Luis Hernando Otálora y Julián Roa, alzaron su voz de protesta por el fallo emitido por la Corte Constitucional, que respaldó el derecho al libre desarrollo de la personalidad, y deroga la sanción que se impone mediante el Código de Policía al consumo de bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas en parques o espacios públicos.

Una decisión que agrava la problemática de Casanare, el cual registra en el último año un incremento del 183% según el reporte entregado por el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública SIVIGILA y el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Consumo de Sustancias Piscoactivas VESPA. Máxime, cuando los principales consumidores son los infantes entre los 6 y los 12 años de edad.

Al respecto, la Diputada Sonia Bernal expresó su indignación ante el fallo expuesto por la Corte, “Me parece inconcebible que conociendo el incremento de casos de niños que consumen sustancias psicoactivas a tan corta edad, la Corte abra la puerta a los distribuidores y mafiosos para que se apoderen de los espacios de nuestros niños y niñas”.

Las escandalosas cifras preocupan aún más, debido a que la mayoría inician su consumo con la marihuana, pasando al consumo de alcohol, tabaco, cocaína, bazuco, inhalantes, fármacos, heroína entre otros. Una realidad con la que niños, niñas, adolescente y jóvenes tienen que aprender a convivir junto a las familias.

Por su parte el Diputado Diego Aranguren afirmó que “los factores de riesgo junto al ocio y tiempo libre juegan un papel importante en la vulnerabilidad de nuestros niños, no podemos permitir que existan más espacios en donde los actores del microtráfico se apropien si ningún control.

Para el Diputado Julián Roa, el primer problema que tiene Casanare es el deficiente control de la distribución, microtráfico y comercialización de drogas. El fallo de la Corte solo fomentará este delito sin poder identificar si los autores realmente son consumidores o son distribuidores.

A su turno el Diputado Luis Otálora, manifestó que es necesario un ente que regule los factores de riesgo asociados al consumo de drogas, donde las instituciones asuman está situación como una problemática que requiere de políticas serias gubernamentales.

Mientras tanto, en los diferentes municipios y especialmente en Yopal, la capital de Casanare, los parques están llenos de jíbaros que no desaprovechan la oportunidad de inducir al consumo de sustancias a los más vulnerables.

Fuente: El Diario del Llano