Tras 16 años de nefasta “intervención” devuelven Drogas La Rebaja a sus dueños, el Cartel de Cali

Tras 16 años de intervención de la Cooperativa Multiactiva de Servicios Solidarios “Copservir Ltda”, que entró en un proceso de extinción de dominio y lavado de activos por la Fiscalía desde el pasado 14 de octubre de 2004 ante las investigaciones contra los confesos narcotraficantes Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, este viernes, se conoció que la Sociedad de Activos Especiales del Estado, que administra los bienes incautados por la antigua Dirección Nacional de Estupefacientes y la Superintendencia de la Economía Solidaria mediante la resolución 1059 de 2020, devolverá a sus asociados la Cooperativa Multiactiva de Servicios Solidarios Copservir Ltda, responsable de la marca Drogas la Rebaja.

Este proceso ha tenido varias sobras como el manejo financiero y el nepotismo al interior de la organización que durante varios años ha denunciado el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Cosméticos, Perfumería, Medicamentos, y sus Derivados Químicos Farmacéuticos Sintraincopmed. El sindicado denuncia que los agentes interventores, junto a sus equipos ejecutivos, aprovechándose de sus funciones, han desconocido derechos de muchos trabajadores y asociados, implementando políticas laborales restrictivas, que han generado varias reclamaciones ante los diferentes organismos de control.

Asímismo denuncian que Mario Andrés Rivera al ser designado un agente interventor por varios períodos, poco a poco ha ido consolidando como una élite de ejecutivos y directivos que ha tomado la empresa como un negocio privado, por lo que argumentan que “Hay una persecución laboral, que se podría hablar sobre un grupo de 15 directivos que se han quedado con el control de la cooperativa y de ahí para abajo hacen lo que les da la gana”, “no vemos una rotación de directivos y lógicamente estos se han dedicado a administrar junto al agente interventor, generando para beneficio propio muchas prebendas, comisiones, viáticos, altos salarios. Incluso se habla de la creación de varias empresas particulares que contratan con la cooperativa. Mientras que los trabajadores vemos una reducción de los salarios y un manejo particular para los excedentes que deben ser distribuidos en la primera mitad del año, lo que debería ser auditado por parte de la Supersolidaria”

Además sobre el manejo financiero de la cooperativa dicen que, por ejemplo, durante el 2017 los excedentes de la cooperativa sumaron casi 12 mil millones de pesos, pero de ellos solo el 50 por ciento fueron redistribuidos a los asociados mediante subsidios y otras ayudas. Entre tanto los excedentes de 2018 se entregaron con retraso y los 2019 siguen pendientes.

Fuente